viernes, mayo 04, 2012

Ojalá el gobierno me diera una beca / G. Arana


De Gerardo Arana
Mi accidente

Mi Rolls Royce estrellado
En la copa de un árbol

Pienso en ti
Y mi pecho se abre
Se abren dos bolsas de aire
La copa estalla
La copa astilla
Dos bolsas de bosque
Muchas hojas
Muchas novelas
Novelas beca
No velas
Para vivir con quien uno ama
Vivir sin velas
Un año viviendo del estado
El estado perfecto
Haciendo nada
Ahora que lo pienso
Ahora que lo digo
Ojalá el gobierno
Me diera una beca
Y me prestara
Un bosque
Para escribir contigo
Para escribir poemas
Para escribir novelas
Donde podamos
Llamarnos Itzel
Cada que escribimos

Internacionalista
Y escritor solicitan bosque y dinero
Para hacer el amor
Un bosque para ti y para mí
Volver a comenzar la creación

Tú cuidas de mí y
Yo de que tú no pierdas el bosque

Cada que me pierdas
Voy a encontrarte amor mío

Te diría antes de salir de caza
Mientras tu escribes
El tratado de filosofía
Que preparará al mundo
Para mi primera novela

Y tú me dirás: te espero mi amor
Y yo te diré: no tardo mi amor

Y me iré de caza
Pensando en Itzel
Siendo Itzel

Itzel
Perdida en el bosque
Esperar a que te pierdas
Esperar a que pierdas

Y ya perdidos
Aprender un idioma
Que nos permita salir
De cualquier problema

Cómo me gustaría escribir un diccionario contigo
Cómo me gustaría fundar un museo contigo
Cómo me gustaría engañar a un país contigo
Cómo me gustaría besarme contigo
Cómo me gustaría escribir un libro de historia contigo
Cómo me gustaría desvelarme contigo
Puta madre, cómo me gustaría desvelarme otra vez contigo.
Desvelarme contigo y hacerte diez preguntas.
¿Dónde nos desvelaríamos?
En una cama que tenga la importancia
Suficiente para ser considerada un país
Con su himno nacional y su historia y sus héroes y sus asesinos
Con sus bosques y sus costumbres
Una cama importante. Nuestro país
Imagínate Itzel:

Tú y Itzel tienen un país
Tú te dedicas a las relaciones internacionales
Yo me dedico a enseñar el idioma
¿Qué más se necesita?
¿Policías?
No será necesario que haya policías
A menos que un día se te ocurra asesinarme
Si intentas asesinarme
Llegarían cientos de miles de policías
Y yo les diría:
No se la lleven
Llévenme a mí (te guiñaría un ojo)
Y te darías cuenta de que yo era
A quien amabas
A quien siempre buscaste
Y yo terminaría en la cárcel
Y en la cárcel no haría otra cosa si no escribirte
Escribirte 100 cuartillas diarias
Después de un año tendría 1200 páginas
Después de 10 años 120000 cuartillas
Después de 100 años 1200000000000 cuartillas
Después de 1000 años 1200000000000000 cuartillas
Gastaría tanto papel que me acabaría
El bosque que nos regalaron los Estados Unidos
Me volvería un enemigo internacional
Habría manifestaciones
Y yo les diría a los periodistas
Necesito ver a Itzel
Y ellos me dirían
La Itzel que usted está buscando
Murió hace 1000 años
Y yo les diría: chúpenme el pito
Y me metería una escopeta en la boca
Me mataría e iría a buscar tu espíritu
A las terribles praderas de Urano
Donde tú en tu pijama rojo
(nos estamos desvelando)
Preparas limonada y libros de filosofía
Me darías un libro de filosofía
y un vaso de limonada.
Me das un beso en la frente (estás helada)
Yo me quedo leyendo el libro de filosofía
No es un libro de filosofía
Es una disculpa por haber intentado asesinarme
Por haber muerto y por haberme roto el corazón
En ese Hotel de Veracruz

Nuestros espíritus se encuentran
Dentro de 1000 años en Urano
Y me dices: vamos a desvelarnos
Y respondo: vamos a hacer el amor
Y tú dices: no, no vamos hacer el amor
Vamos a hacernos preguntas.

Y Itzel dice:
Y yo te digo:

Bien, vamos hacernos preguntas

Itzel: ¿Cuántos lobos necesita un parque?
Itzel: ¿Una ventana es suficiente para construir una casa?
Itzel: ¿Cuántos escritores se necesitan para escribir la historia del mundo?
Itzel: ¿Cuántos ladrones son necesarios para inaugurar una cueva?

Diez minutos
No voy a corregir nada

Demencia

Viva la nueva demencia
Viva el animismo radical
Anarcosentimentalismo
Yepa
*
Desde el 27 de abril, cuando me enteré por Daniel Malpica que había fallecido un escritor llamado Gerardo Arana Villarreal, traía en la cabeza postear este poema. Román Luján tuiteó la liga que me llevó a él, y, como a Luján, me vino a dar un poco en la madre. Nunca conocí a Arana, y probablemente el acercamiento a lo que escribió (entiendo que todo inédito, a excepción de un par de plaquets de narrativa) llegue hasta aquí, hasta este poema y hasta lo que pueda haber en su tumblr: Insight. Tenía 25 años. La nota roja de un diario queretano habló de sobredosis por medicamentos. Uno se muere más veces cuando muere a una edad como la de Arana, pensé... Un saludo hasta ese bosque donde, espero, ha de caminar con Itzel; lo verdaderamente importante.
/ La foto la tomé del site de Ciudad Q.
Gerardo Arana (Querétaro, 1987)

1 Comments:

Blogger Sofía Clevit said...

Me quedé suspendida leyendo el poema... sus aleteos y de pronto sus espirales... me gustó lo que hicieron conmigo sus palabras, jugaban, mentían, me llevaron al bosque, me decía, es demente esto que hace con el poema y el recuerdo, el sueño y la esperanza.

Después terminé de leer.

Sí, es cierto esto que dices, a su edad uno muere muchas veces... Pero uno se queda de un lado, otros cruzan ese puente.

Un saludo.

28 junio, 2012 13:59  

Publicar un comentario

<< Home