viernes, marzo 03, 2006

Casa Lajas / J. Cos Causse

De Jesús Cos Causse
A Nancy Pérez y Raúl Rivero
Cuando un hombre y una mujer
con las miradas húmedas de ternura
penetran amorosamente en esta casa
comienzan a conspirar contra el tiempo
a encontrar ventanas
a justificar el amor
hasta que salga volando algún pájaro
............... del cuarto

*
Practicante de los más diversos oficios, Jesús Cos Causse se inicia en la poesía (suponiendo que se inicia publicando, y que no es cierto) con el poemario llamado Con el mismo violín (1970), premiado en el Concurso de Poesía 26 de Julio, en Cuba. Hoy es el organizador del Encuentro Internacional de Poetas, El Caribe y el Mundo.
Jesús Cos Causse (Santiago, Cuba, 1945)

10 Comments:

Blogger fgiucich said...

Tenía un amigo (ya partió hacia otros mundos) que, una vez por año, contrataba un "brujo" para angelizar la casa. Vaya uno a saber la relación analítica de la casa de mi amigo con ésta, la del poema, pero evidentemente, para anidar el amor se necesita un ambiente propicio. Me gustó.

04 marzo, 2006 06:20  
Blogger Griselle said...

Sencillamente hermoso.

http://arlenedosyalguncamino.blogspot.com/

04 marzo, 2006 14:00  
Blogger Tristán Estar said...

Don FER: en habitaciones de ciertas casas antiguas puede uno sentir el ánima en gracia de algún par de amorosos del pasado, espíritus benévolos, digamos, que sería un error "angelizar". Mejor es que así se queden, fornicando ad infinitum. Y es que ahí todo irá bien, pianpianito, vibras cósmicas, a lo mejor. Todo ambiente propicio, creo, es suceptible de haber sido el escenario, en un pasado, de un llenísimo amor, pinche jauría, entrando y saliendo pájaros a través de las ventanas, aleteando todo, el más virgen rincón...

Hola, Griselle, benvenida al "Pajaro" :D

05 marzo, 2006 00:23  
Blogger MentesSueltas said...

Hermoso, me pareció exquisito, por lo sencillo y cálido.
Un abrazo
MentesSueltas

05 marzo, 2006 03:37  
Blogger Tristán Estar said...

Saludos, mi buen openmind.

;)

06 marzo, 2006 04:01  
Blogger Lo-que-serA said...

¡Con las miradas húmedas de ternura! ¡Qué verso, señor! Me hizo el lunes, imagínese. Beso de agradecimiento por estos descubrimientos.

06 marzo, 2006 11:22  
Blogger Tristán Estar said...

:D

07 marzo, 2006 00:46  
Blogger Luis Martínez Álvarez said...

Es simpre muy agradable saber de estos casos. Los versos tan buenos como el susto del pájaro. Abrazos.

08 marzo, 2006 16:29  
Blogger Tristán Estar said...

No es el susto del pájaro, camarada MONOSÓFICO, más bien su éxtasis, el éxtasis del pájaro, y no me refiero precisamente a la metáfora de un orgasmo, o sí, pero usted entiende.

08 marzo, 2006 20:55  
Blogger ERNESTO R. DEL VALLE said...

COMO UN CISNE BLANCO.

Cuando muere un poeta,
nace una estrella en el cielo.
El ciclo se cumple.
Estamos bordados
por esa estela cósmica
que nos atrae
y cuando llega el momento,
nos eleva en alma y espíritu
y lo esencial,
es la magnífica luminosidad
que observamos en la tierra

Todos llevamos sobre las espaldas
a nuestros muertos.
Unos más recordados que otros.
Por ejemplo:
los muertos familiares.
Hermanos, padres, tíos, primos.
Muertos que llevamos
como fardos sobre nuestros lomos,
con mucha querencia
y apego a sus recuerdos.

Están los muertos amistosos,
esos que de cuando en vez,
nos halan hacia sus recuerdos
sin uno querer
y ensimismados,
(asombrados casi)
recordamos sus voces y sus gestos.

Pero están estos,
nuestros queridos poetas
que como luciérnagas destellan
a cada paso que damos.
Nuestros amigos poetas
que de alguna forma
trascienden como ya dije,
en una estrella
que nos titila y hace guiños,
en las noches .

30 diciembre, 2011 11:18  

Publicar un comentario

<< Home