jueves, junio 29, 2006

Epigrama / E. Cardenal

De Ernesto Cardenal
Me contaron que estabas enamorada de otro
y entonces me fui a mi cuarto
y escribí ese artículo contra el gobierno
por el que estoy preso.

De Epigramas (1961)
Epigrama escrito en la década de los 50, en Nicaragua, antes de ingresar al monasterio de Gethsemany, en Kentucky. Fueron años, dijo Cardenal, de luchas amorosas y políticas. En el poema leemos ambas fuerzas a la vez. Por mi parte no alcanzo a distinguir cuál lucha está sobre la otra, cuál consigna suena más. ¿La amorosa o la polìtica?
Ernesto Cardenal (Granada, Nicaragua, 1925)

7 Comments:

Blogger fgiucich said...

Evidentemente, hay amores que llevan a la prisiòn. Abrazos .

30 junio, 2006 08:59  
Blogger Lo-que-serA said...

Amor y revolución son, señor, una mezcla explosiva.
Le dejo un abrazo.

03 julio, 2006 13:47  
Blogger Mumiç said...

.....

04 julio, 2006 05:13  
Blogger Luis Martínez Álvarez said...

Qué maravilla. Se esconden entre líneas las ganas de matar al usurpador. Saludos.

04 julio, 2006 08:47  
Blogger revista interrup/ciones said...

Hola, felicitaciones por el blog. Nosotros somos de Argentina y estamos publicando (con mucho esfuerzo) la revista interrup/ciones, de arte y poesía. Los invitamos a visitar nuestro blog y a participar. Saludos!!!

Natalia y Sebastián

www.revista-interrupciones.blogspot.com

05 julio, 2006 16:28  
Anonymous Anónimo said...

Mi Buen Tristan, paso de visita, ¿acaso será que ambas cosas son una sola?...por eso no distinguimos cúal es más fuerte que la otra...o será que siempre una nos lleva a la otra?...AMBAS, me queda claro ya hace rato, mueven al mundo.
Gracias, como siempre -bueno, el 99.99%- genial. K. Orpinel

06 julio, 2006 01:15  
Blogger Tristán Estar said...

Don FER. Y efectivamente también hay amores de cadena perpetua y pena capital, y también de cuello blanco y delitos administrativos, hay que decirlo.

Son de guerrilla, miss LOQ.

...

Así es, camarada LUIS, de cribillarlo diría yo, darle el tiro, aunque no podamos.

Gracias, NATALIA y SEBASTIÁN, ora mismo me doy la vuelta por allá.

Ambas mueven el mundo al grado de ponerlo de camabeza, señorita K.

09 julio, 2006 21:55  

Publicar un comentario

<< Home