jueves, noviembre 03, 2005

Nadador / D. Cooper

De Dennis Cooper

Cuando la niña pequeña
explora el lago con sus gafas de bucear
se topa con Eric, que lleva meses
iluminando las profundidades
con los brazos extendidos
como las alas de un avión.
Su tronco es
nueve veces más delgado de lo normal.
Cuando salga a la superficie
las chicas preferirán
sacarse los ojos
antes que lanzarle
una mirada de ensueño.

El lunes Dave me telefonea
mientras estoy en una fiesta,
y me deja sin habla con la noticia,
estupefacto, como si hubiese
anestesiado mis labios.
Y cuando el martes despierto
me quedo en la cama durante horas
pensando en la muerte
hasta que me levanto sobre mis pies fríos.

Cuando los hombres sacan a Eric del lago
el agua prolonga su cuerpo
como un largo camisón.

De Dream Police (1996)
En mi obra, matar es una manera de detener el dolor que provoca no ser capaz de entender y poseer a la gente que amas. Nunca funciona, pero es el único método que mis personajes creen tener para unirse con el objeto de su obsesión. Ven una lógica: si no son suyos de una forma completa, al menos pueden congelarlos cuando los poseen. La destrucción es una manera de borrar el pasado y el futuro, la víctima queda suspendida en la eternidad con su amante. (DC) / Nadador, en Dream Police, de la traducción de Jesús Llorente Sanjuán.
Dennis Cooper (Pasadena, Estados Unidos, 1953)

11 Comments:

Blogger Lety said...

Nunca podría escribir un poema como este, pero empiezo a ser capaz de entenderlos. De cualquier manera un avance ¿no crees don Tristán? Me gusta tu espacio, cada vez más. Besos

03 noviembre, 2005 19:57  
Blogger Tristán Estar said...

No. O sí. Más bien sí. Pero no. Tú entiendes. Míster Cooper sangra mucho. Qué bueno que tú no.

Le mando un beso muy grande, señora.

:D

04 noviembre, 2005 02:20  
Blogger fgiucich said...

Diría que hay formas más eleganes de matar. Abrazos.

04 noviembre, 2005 06:31  
Blogger fgiucich said...

fé de erratas: elegantes y no eleganes. Vale.

04 noviembre, 2005 06:32  
Blogger Lo-que-serA said...

Y a veces uno también elige ser asesinado. Y se muda uno de una a otra tumbas antes de entender que el amor verdadero es el que te siembra y te florece y te crece aves. Ya tendrá uno tiempo de morirse cuando se muera.

04 noviembre, 2005 13:14  
Blogger diablo enlatado said...

no he podido conseguir los libros de dennis cooper.

se agotan en las librerías mexicanas de la red.

este fin a ver si tengo suerte.

saludos endiablados.

primera vez aquí.

y aquí viviré

04 noviembre, 2005 14:23  
Blogger indianguman said...

Menuda solución la de los personajes de Cooper, es como botar al bebé con el agua de la baniera...

Saludos!

05 noviembre, 2005 10:27  
Blogger Laura said...

El poema relata una situación durísima pero con una delicadeza tal capaz de mitigar lo terrible de la situación.
Lamentablemente mucha gente adopta la actitud de los personajes de Cooper.Sin n embargo, y en esto coincido con "lo- que- será", a veces es uno quien elige ser asesinado.

Hermoso blog!

07 noviembre, 2005 04:12  
Blogger Tristán Estar said...

Jeje, Don FERNANDO, yo también diría que hay formas más elegantes de matar, pero quizás escribiendo, luego editando, sea una forma más certera. No sé.

"Ya tendrá uno tiempo de morirse cuando se muera". Más resumen no puede haber. Un beso LO-QUE-SERÁ, y disfruta Oaxaquita ;)

Ni en Gandhi, Mr. LATAS?

INDIANGUMAN, jeje, te refieres a botar al bebé abriendo la gomita que tapa el desagüe de la bañera? Jeje. Qué linda imagen, te juro. Digo, ya sé, pobre bebé, qué culpa tiene. Pero el hecho de deshacernos de él por el desagüe de la bañera está genial, me gusta. Y sabes? Yo creo que esas imagénes son bien valiosas. Yo creo que en la literatura matar es un arte, o un deber de hacerlo arte. Te acuerdas como muere Remedios la Bella (¿era Remedios la Bella?) en Cien años de Soledad? A la hora de colgar la ropa, en una tarde de viento, en el patio, es arrancada de la tierra. Y allí se va volando la señora ésta, arrastrada por el viento, y todos sabíamos que Remedios no podía morirse de otra manera más que una manera bella. Pero bueno, esa es otra historia.

Sí, LAURA, la verdad es que sí, la gente adquiere esa actitud. Y es la actitud de los hombres malos. Y la mitad de la obra de Cooper son hombres "malos", habrá que decirlo :C

07 noviembre, 2005 15:48  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

No se para que conseguir el libro, con este me quedo,

Y cuando el martes despierto
me quedo en la cama durante horas
pensando en la muerte
hasta que me levanto sobre mis pies frios

07 noviembre, 2005 22:22  
Blogger Tristán Estar said...

Rara manera de convertirse en un muerto viviente...

08 noviembre, 2005 13:50  

Publicar un comentario

<< Home