viernes, septiembre 23, 2005

En 5 minutos / I. Buenader

De Iván Buenader


Que qué puedo escribir en 5 minutos que no sea tu imagen que se planta en la cabeza y tu voz en el teléfono y el arrepentimiento de haber pensado estando al lado de vos cuando en realidad no tenía más que dejar la mente en blanco sentir la carnosidad suprema de todas tus partes en mis mejillas verte con los ojos cerrados y oír algún suspiro;

tocarte, posarme, asirte, estrujarte, temblar

por los nervios que provoca el placer que se consuma ante mi incapacidad de aceptar que estamos en la misma dimensión en el mismo día en el mismo segundo de nuestras vidas y sólo estamos los dos: vos que por algún motivo decidiste concederme este momento a solas y no entiendo por qué y yo que voy a concederte todos los momentos que quieras aunque no los tenga que me voy a quedar junto a vos

hasta que te hartes y me descartes,

y yo caiga en la cuenta de que aún así no habré hecho lo suficiente de todo lo que adoro hacer con vos.

De Sintomatología de la obsesión (2001)
Es una obsesión de Iván Buenader (obsesión: f. Idea fija que se apodera del espíritu) mirar con ojos extras. Con ojos extras quiero decir que con ojos (por lo menos más de un par) que provengan de otros ritmos, es decir que con ojos, menos con ojos comunes. De todos modos no podrá entenderse lo que digo hasta que no se le vea más a fondo (pueden hacerlo en su SITIO), porque la poesía de Iván más bien se ve. Estos 5 minutos que ofrezco traen imagen, sí, la imagen siempre tras los versos, pero lo que verán allá poco tiene que ver con esto. Allá pulsa, como una vulva, la potencia de su imagen (me refiero a la poesía de imagen por la imagen). Vale bien la pena que se den su vuelta.
Iván Buenader (Buenos Aires, Argentina, 1972)

7 Comments:

Blogger Lo-que-serA said...

¡Ay, Tristán! Me encanta lo que este poeta le hace a las palabras, cómo juega con el texto, el contexto, el hipertexto. Mira que me encantan los clásicos, pero la poética de Buenader, tan refrescante, tan interesante, me provoca.

23 septiembre, 2005 19:00  
Blogger Lety said...

Voy a la casa y a la caza de Ivan, y después tú me ayudas con los links ¿vale?

25 septiembre, 2005 11:14  
Blogger ivanbuenader said...

Gracias, Tristán! (esto de los seudónimos me desconcierta un poco, pero no podía decirte 'Gracias' a secas, y tampoco develar tu identidad :)
Me gustó mucho la nota que pusiste al pie. Qué detallazo! Un abrazo enorme y qué honor estar en esta página con tantos otros tan chingones !

26 septiembre, 2005 09:54  
Blogger Silencio V_2.0 Release 3 said...

Diablos, que chido, si dejara de pensar... entonces el pasado y el futuro valdrían madres en ese momento, meta... el presente en el presente, a huevo, mucha palabra pero me es dificil solo estar, sin pensar, solo estar, mandando al diablo el "pienso luego existo"... no pienso... bueno supongo que algún día estaré con alguien sin pensar...


Demonios

26 septiembre, 2005 16:49  
Blogger Tristán Estar said...

El hipertexto, LO-QUE-SERÁ, se me hace que has dado con el punto. Este hombre sí que sabe jugar con el hipertexto!!!

Claro que yes, MADRE, yo me hago bolas con eso de los links ;)

Mi buen IVÁN, eso de los seudónimos no ha terminado de cuajar conmigo, jeje, porque luego siempre sale a relucir el mentado Oscar que no deja de fregarme, ja. Así que no te preocupes por eso... Ah, y no manches, cuál agradecer, neee. Eso ni es.

SILENCIO, bro, más vale entonces que dejes de pensar, porque si sigues pensando que un día no vas a pensar pus qué, ya pa qué la piensas, o no? :D

26 septiembre, 2005 21:34  
Blogger Luis Martínez Álvarez said...

Bien, tengo el gusto de saber de este amigo... Le creo, en ese estado de enamoramiento es díficil hacer todo lo adorado en cinco minutos. saludos.

27 septiembre, 2005 13:37  
Blogger Tristán Estar said...

Yo andaba medio ecéptico. Y no me quedó más remedio que creerlo.

28 septiembre, 2005 15:48  

Publicar un comentario

<< Home