lunes, noviembre 14, 2005

No perdamos el tiempo / G. Fuertes

De Gloria Fuertes

Si el mar es infinito y tiene redes,
si su música sale de la ola,
si el alba es roja y el ocaso verde,
si la selva es lujuria y la luna caricia,
si la rosa se abre y perfuma la casa,
si la niña se ríe y perfuma la vida,
si el amor va y me besa y me deja temblando.
¿Qué importancia tiene todo esto,
mientras haya en mi barrio una mesa sin patas,
un niño sin zapatos o un contable tosiendo,
un banquete de cáscaras,
un concierto de perros,
una ópera de sarna?
Debemos inquietarnos por curar las simientes,
por vendar corazones y escribir el poema
que a todos nos contagie.
Y crear esa frase que abrace todo el mundo;
los poetas debiéramos arrancar las espadas,
inventar más colores y escribir padrenuestros.
Ir dejando las risas en la boca del túnel,
y no decir lo íntimo, sino cantar al corro;
no cantar a la luna, no cantar a la novia,
no escribir unas décimas, no fabricar sonetos.
Debemos, pues sabemos, gritar al poderoso,
gritar eso que digo, que hay bastantes viviendo
debajo de las latas con lo puesto y aullando,
y madres que a sus hijos no peinan a diario,
y padres que madrugan y no van al teatro.
Adornar al humilde poniéndole en el hombro nuestro verso;
cantar al que no canta y ayudarle es lo sano.
Asediar usureros y con rara paciencia convencerles sin asco.
Trillar en la labranza, bajar a alguna mina;
ser buzo una semana, visitar los asilos,
las cárceles, las ruinas; jugar con los párvulos,
danzar en las leproserías.
Poetas, no perdamos el tiempo, trabajemos,
que al corazón le llega poca sangre.

De Obras incompletas (1981)
Agarra Andreas Kartak y me envía este poema, para hacerle un homenaje, chiquitito, a Gloria Fuertes, como es que se acostumbra hacer aquí. Autodidacta, íntima del pueblo, escribía en los bares, me comenta. Y me introduzco más en ella y encuentro una lluvia (a veces aguaceros, chaparrones, aluviones) de versos para el universo. Por ejemplo, Mi verso para el universo: Pongo el corazón en el bolígrafo, / en la pluma, en el ave, en la escoba, / en la voz, en la luz, en la palabra, / en la cocina y en la alcoba. / Yo pongo el corazón. / Escribo para ahora y para luego. / Escribo para siglos venideros, / para horas venideras / de manos y labios juntos. No. De verdad que no debemos dejar irse al tiempo. Quiero decir que así, virgen, limpio, en blanco al pinche tiempo.

Gloria Fuertes (Madrid, España, 1917 - Madrid, España, 1998)

9 Comments:

Blogger Lety said...

Reconocí el poema desde los primeros versos. También a mi me lo regaló Andreas, que tanto la quiere (no me gusta decir quiso) en uno de sus primeros comentarios, cuando nos hicimos amigos y parientes. Pero no se vale, nada más me legó ese y a ti te dió copia del libro. Compartan no sean malitos ¿que no ven que una voz así me justifica? me deja soltar mi voz de agua? Además me encanta su rostro.

14 noviembre, 2005 12:48  
Blogger Maria Caracol said...

Me encanta Gloria Fuertes. Me dio gusto que estuviera aquí.
Saludos

14 noviembre, 2005 14:34  
Blogger fgiucich said...

Cuánta riqueza en el lenguaje!!!! Hermosos versos. Saludos.

14 noviembre, 2005 15:04  
Blogger Lo-que-serA said...

¡Qué buen descubrimiento esta mujer! Una que le canta a la luna y le grita al poderoso. Buen equilibrio. Si les sobra una copia, me apunto.
:)

15 noviembre, 2005 11:25  
Blogger Tristán Estar said...

Bueno, MADRE, no mandó el libro. En realidad sólo 3 poemas. Pero puedes seguirla en la web. De todos modos al ratrito te los pongo en tu mail. Besos.

Saludos, MARÍA, el gusto fue de este blog por tu visita ;)

Así es, Don FERNANDO. Quién dice que no hay poetas millonarios.

LO-QUE-SERÁ, of course que orita le mando el material que me hizo llegar el buen Andreas ,) Besos.

15 noviembre, 2005 15:58  
Blogger Andreas Kartak said...

http://amediavoz.com/fuertes.htm

aqui hay un manojo de poemas de esta mujer

15 noviembre, 2005 18:25  
Blogger Andreas Kartak said...

tambien en http://palabravirtual.com

15 noviembre, 2005 18:51  
Blogger Lety said...

Mil gracias, Andreas y Tristán, ya tengo para mantenerme dulcemente quieta. A media voz es uno de mis lugares preferidos.
Los quiero.

15 noviembre, 2005 19:01  
Blogger Tristán Estar said...

Grcias, maese KARTAK, y a Usted, SEÑORA, pues de nada, faltaba más ;)

16 noviembre, 2005 19:04  

Publicar un comentario

<< Home